Nuestro Enfoque
Nuestros Programas

La Fundación Quetzalcóatl coincide en reconocer que la violencia es un fenómeno conductual construido socialmente y que como tal su abordaje y tratamiento debe ser social. Hasta la fecha todos los enfoques de atención a la violencia implementados han fracasado al fundamentarse principalmente en aspectos represivos, a ello responde que Quetzalcóatl adopta un enfoque psicosocial, sistémico dentro de un modelo ecológico.
Este enfoque que propone Quetzalcóatl es de carácter preventivo y tiene a su base un modelo que compuesto por tres grandes líneas de acción:

1. Enfoque psicosocial. Trata los aspectos espiritual, biológico, psicológico y social del individuo, buscando identificar y desconstruir los factores humanos, las conductas que originan la violencia para, a partir de ello, contribuir a construir una cultura de no violencia partiendo de los recursos y soluciones de las mismas personas en sus entornos.

2. Un enfoque sistémico. Partimos que en la realidad todo esta interconectado, lo social no es la excepción, es el subsistema en que nos desenvolvemos los individuos en el diario vivir, es donde se manifiesta la violencia. Por ello nuestro modelo desarrolla procesos que incluyen al individuo, la familia, los grupos y la comunidad como los elementos cruciales en la atención preventiva de la violencia.

3. Modelo ecológico. Adoptamos este abordaje de la violencia por ser incluyente y elude falsas exclusiones, se apoya en la consideración de factores macro, exo y microsistémicos. Es un modelo holístico y utiliza el pensamiento complejo para explicar las violencias sociales.

Población con que trabajamos
En El Salvador la mayoría de la población tiene una edad entre 0 a 35 años y es la que se encuentra en mayor riesgo de ser víctima de la violencia frente a un modelo económico que ha convertido en el mayor producto de exportación a sus ciudadanos y ciudadanas, que excluye a la mayoría de su población de los beneficios de la riqueza y cultura generada entre todos y todas y que atribuye la violencia e inseguridad a la juventud cuando esta es su mayor víctima. Por ello Quetzalcóatl trabaja con:

     

     

     

     

     

     


    Programa de atención a jóvenes en riesgo y violencia
    Se desarrolla un abordaje y  tratamiento de la violencia desde un modelo  ecológico incluyente que se apoya en  la consideración de elementos macro, exo y micro sistémicos y una visión holística. Este modelo  atraviesa el modelo sociocultural que entrecruza la violencia estructural con todas las formas de violencia particular que se viven cotidianamente.
    Actualmente 28 grupos de jóvenes provenientes de comunidades y centros escolares públicos ejecutan en San Salvador y Usulután 20 proyectos culturales, productivos, vocacionales y de construcción de activos comunitarios, entre otros.


    Programa de fortalecimiento a personas Privadas de Libertad y sus familiares
    Se dirige al fortalecimiento emocional de las personas Privadas de Libertad y sus familiares con el fin de dotarlos de herramientas para hacerle frente a los riesgos psicosociales del sistema y apoyar las iniciativas de transformación de las condiciones de reclusión carcelaria. Actualmente se atienden 2 penales de pandilleros hombres, uno de reos comunes hombres y uno de mujeres

    Programa de Investigación y Sistematización
    Dirigido a la recuperación y socialización de experiencias que vamos acumulando en las diferentes áreas de trabajo. Sistematizamos nuestras experiencias bajo el enfoque de educación popular utilizando la metodología desarrollada por la Red Alforja.
    Realización de Diagnósticos de la realidad juvenil y social que den soporte a la elaboración de propuestas de políticas, la elaboración de proyectos, la realización de acciones.


    Programa de Fortalecimiento institucional
    Hasta la fecha todos los enfoques de atención a la violencia implementados han fracasado, a ello responde que Quetzalcóatl adopta un enfoque psicosocial, sistémico dentro de un modelo ecológico. Este programa se dirige a desarrollar las capacidades institucionales para cumplir con ese enfoque, Visión y Misión. Capacita permanentemente a su personal, dirige esfuerzos para su crecimiento personal, conceptual organizacional y metodológico, mejora su equipamiento, orienta la sistematización de la experiencia que acumula, amplía sus alianzas y relaciones de cooperación.
    Participamos activamente en redes locales, nacionales y regionales que posibiliten convertir a Quetzalcoatl en un referente de abordaje y tratamiento de la violencia al tiempo de contribuir al desarrollo de estos espacios.