Varios representantes de organizaciones sociales se pronunciaron, hoy en la Asamblea Legislativa, en contra de la Ley Antipandillas que está impulsando el Presidente de la República, Mauricio Funes, por medio de su gabinete de Seguridad, ya que afirman que es una medida inconsulta y que obedece a intereses populistas.

“Esta Ley es una nueva versión con el mismo enfoque de la ‘Mano Dura’ y la ‘Super Mano Dura’ y ya se comprobó que no resultan, como tampoco ha resultado el Ejército en las calles. Esta Ley es una medida inconsulta y populista”, dijo Mauricio Figueroa, representante de la Coalición Centroamericana para la Prevención de la Violencia Juvenil, (CCPVJ).

Figueroa en el comunicado estableció que el mandatario de El Salvador ha actuado de manera impulsiva al pretender impulsar esta ley.

“Como sus antecesores, el mandatario está actuando de forma errada al abordar la violencia con medidas limitadas en sus reales efectos, estigmatizadoras, simplistas y violatorias de los derechos humanos, tanto de las víctimas de los hechos delictivos y la impunidad, como de aquellas producto de atropellos cometidos por agentes estatales”, dice el comunicado.

Figueroa también dijo que la propuesta de ley pone en riesgo el trabajo de las organizaciones sociales, ya que presenta fórmulas subjetivas y ambiguas en la persecución de personas y organizaciones relacionadas directa o indirectamente con los grupos criminalizados.

Por su parte Irma Guirola de CEMUJER dijo que esperan que el Ejecutivo elabore un proceso de discusión real con leyes y mecanismos que se apliquen adecuadamente.

Demandas

Las organizaciones CCPVJ, PSJ, CEMUJER, FESPAD, RIA y OPERA exigen al Estado una labor permanente enfocada en la evaluación y el fortalecimiento de las instituciones encargadas de investigar el delito e impartir justicia, sin importar quién sea el crimina y la víctima, ni el estrato social al que pertenezcan.

También demandan que el gobierno genere “verdaderos procesos de consulta y diálogo con la sociedad civil, con la apertura de los medios de comunicación durante las reflexiones y los aportes, que permitan diseñar en conjunto políticas públicas integrales para reducir la violencia y la criminad, desde un enfoque de derechos humano y el respeto de las garantís constitucionales”.

Las organizaciones firmantes también piden una estrategia social, política y económica para frenar la criminalidad y que no responda a intereses partidistas y que además no incurra a inconstitucionalidades.

Organizaciones sociales se pronuncian contra Ley antipandillas
imagen

Los representantes de las organizaciones exigen un verdadero plan para frenar la delincuencia, ya que afirman que esta Ley obedece a intereses populistas.

Pagina extraida de La Pagina .com

z